Donación de Organos

La donación de órganos es loable y un gran cumplimiento de la mitzvá de jesed - hacer misericordia para los demás. La extirpación de órganos es a menudo problemático. Muchos hospitales cosechan órganos cuando el paciente está muy cerca de la muerte, pero aún no realmente muerto. Muchas veces, la vida del paciente se extiende artificialmente con el fin de permitir la recolección.

Esta práctica no está permitida bajo la ley de Noé. La recolección de los órganos en este punto acelera la muerte del paciente y es relacionado con el asesinato. El paciente debe estar clínicamente muerto antes de que los órganos puedan ser removidos para el trasplante.

Esto está prohibido, incluso si el receptor del órgano donado está gravemente enfermo. Como aprendimos en la lección anterior sobre el aborto, parece que los Noajidas pueden violar alguno de sus mandamientos en aras de preservar la vida. Sin embargo, es muy dudoso que esto incluya la transgresión de asesinato.