Reproducción

Adán y Noé ambos fueron ordenados en "creced y multiplicaos". Sin embargo, este mandamiento no se repitió en el Sinaí. Como aprendimos en lecciones anteriores: ninguna mitzvá dada antes del Sinaí, y no repitida en el Sinaí, se aplica sólo a los Judios. Por lo tanto, peru u’revu, creced y multiplicaos, no es una mitzvah Noajida.
En la última lección, hemos aprendido acerca de la obligación de Yishuv Haaretz, sedimentación y civilizar el mundo. Este mandamiento incluye la expectativa de la reproducción y la creación de una familia. ¿Cuál es la diferencia, sin embargo, entre el mandamiento del Yshuv Haaretz y Peru u'revu, "sed fecundos y multiplicaos? Si son iguales, entonces ¿por qué necesitamos los dos?
Hay grandes diferencias entre las dos mitzvot:
• Yishuv HaAretz es una obligación general para reproducirse, criar a los hijos, y por medio de este modo construir la sociedad humana perfecta. Esto se aplica tanto a hombres como a mujeres.
• Peru U’Revu, "Sed fecundos y multiplicaos" es un mandamiento muy específica aplicado sólo a los hombres judíos. Uno cumple este mandamiento de engendrar al menos Un niño y Una niña. Además, se crea una serie de mandamientos negativos. Por ejemplo, la anticoncepción está técnicamente prohibida hasta que se cumpla esta mitzvá.

Concepción y anticoncepción

¿La anticoncepción puede ser utilizada por los Noajidas? ¿Qué pasa si un hombre y una mujer quieren esperar para tener hijos? ¿Qué pasa si el embarazo podría provocar riesgos médicos a la mujer? No hay ninguna razón basada en la Tora para prohibir la anticoncepción en los Noajidas. Sin embargo, ciertos métodos anticonceptivos pueden plantear problemas. Vamos a examinar uno por uno.

Coitus Interruptus

A primera vista, el coito interruptus parece absolutamente prohibido. Después de todo, el Talmud nos dice que esta práctica es uno de los actos que provocaron la inundación. Además, Er y onein, los hijos de Judá, fueron castigados específicamente por hacer esto.
Sin embargo, las cosas no son tan claras como parecen. Antes de Sinaí, Los Noajidas estaban obligados a la Miztva de "creced y multiplicaos". Después de Sinaí, ya no estaban. Por lo tanto podemos plantear dos preguntas:
¿Er, Onain, y la generación del diluvio fueron castigados por la infracción independiente de derramar la semilla? O, ¿fue porque habían rechazado su obligación de "Sed fecundos y multiplicaos?"
Si ellos fueron castigados por derramar la semilla, entonces esta prohibicion puede aplicarse hoy incluso a los Noajidas. Sin embargo, si se debió a "creced y multiplicaos", entonces no es relevante para los Noajidas de hoy.
Otra cuestión en función de esta pregunta es la permisibilidad de la masturbación masculina. Si la prohibición es sólo debida a despreciar "Sed fecundos y multiplicaos", la masturbación masculina entonces podría ser permitida para los Noajidas. Sin embargo, si se trata de una prohibición independiente de derramar la semilla, entonces la masturbación masculina está específicamente prohibida.
Tosafot en Sanhedrín 59b toma el último enfoque: Er, Onán, y la generación del diluvio fueron castigados por despreciar "Sed fecundos y multiplicaos", por lo tanto, esta obligación no se aplica a los Noajidas de hoy.
Sin embargo, Najmanides sostiene que derramar la semilla es una prohibición independiente de "Sed fecundos y multiplicaos". Todos los otros Principales Rishonim (Rashba, Ran, Ritva y otros) coinciden con él. Esto significaría dos cosas:
1) El coitus interruptus es una forma prohibida de la anticoncepción, y 2) Queda prohibida la masturbación masculina.
Por consiguiente, cualquier forma de anticoncepción que desperdicia la semilla debe prohibirse. Esto impediría el uso de condones. El mismo razonamiento también prohibiría las relaciones sexuales con una mujer que es infértil. Sin embargo, hay otro factor a considerar.

El vínculo matrimonial y la intimidad sexual

Parte del vínculo matrimonial, e incluso un requisito previo de la misma, es la intimidad sexual entre un hombre y una mujer. La intimidad sexual es una parte especial del matrimonio tanto como lo es la intimidad emocional, espiritual e intelectual. El acto sexual existe para la procreación, pero tambien es esencial para el establecimiento de una unión entre un hombre y una mujer. El sexo no es visto en el pensamiento religioso de la Tora como pecaminosa, tabú, o puramente utilitario. En el contexto adecuado está destinado a ser consentido y disfrutado. Los poskim han escrito mucho sobre este tema y sus conclusiones son universales: la expulsión de la semilla durante el coito es parte del acto de intimidad sexual entre un hombre y una mujer. Por lo tanto, a pesar de que una mujer puede ser infértil, no hay ningún problema para su marido desde el lado de la prohibición de "derrame de semilla". Sin embargo, como vemos en el ejemplo de Er y Onán, el semen no debe ser expulsado fuera del cuerpo de la mujer.

El Condon

El problema con los condones es que el semen del hombre se recoge dentro y luego es desechado. Obviamente, esto viola la prohibición de "derramar la semilla." Sin embargo, no es tan claro. Ya que la expulsión de la semilla está permitida como parte de la intimidad matrimonial, se permite tal vez el uso del condón. Después de todo, la semilla no es expulsada fuera del cuerpo de la mujer cuando se utiliza un condón. Los poskim discuten y comparan los condones a los IUDs, que están permitidos. Ambos dispositivos bloquean que el semen llegue al útero, y todos están de acuerdo que luego que el semen sale del cuerpo de la mujer no supone ningún problema para el hombre. En realidad, Él sólo es responsable de semen expulsado fuera del cuerpo de la mujer. La cuestión se reduce a sí o no la imposición de un condón invalida el acto como una halája legalmente válida, la forma de las relaciones sexuales, etc. Si es así, entonces la "relación sexual" no "fomenta los lazos de matrimonio" y "derramar la semilla" sería un problema. Hay una fuerte prueba de las leyes de las relaciones prohibidas, que el uso del condón es, legalmente válido. Los poskim han determinado que la cohabitación, con un relación prohibida, mientras usa un condón, incurre en una plena transgresión de la Ley de la Tora. Esto significaría que la cohabitación permitida, usando condón, debe considerarse como una cohabitación válida. Por lo tanto, los condones son una forma permitida de anticoncepción para los Noajidas. A pesar de que previene la semilla de alcanzar el útero, el hecho de que la semilla es expulsada durante la intimidad sexual regular no provoca la situación de " derramamiento de semilla."
[Nota del editor: Esta respuesta se encuentra en el Sefer Sheva Mitzvot HaShem y algunas otras publicaciones recientes. El Instituto Benei Noaj esta dudoso de que esta línea de razonamiento (en cuanto a la admisibilidad de los condones) es concluyente. Hay una serie de supuestos matices necesarios para este enfoque de trabajo, muchos de los cuales no pueden estar completamente documentados.

Esterilización quirúrgica

Los Tannaim discute si es o no la esterilización una prohibición bíblica independiente para los Noajidas. Rabino Jidka y la Escuela de Manasés sostienen que se trata de una prohibición bíblica proveniente del verso:
… poblar sobre la tierra, y multiplicaos en ella …
Sin embargo, otros Tannaim ven este versículo como una declaración de bendición, no un mandamiento. Los Rishonim y Ajaronim están divididos en cuanto a cual opinión de los Tannaim es la Halajá, la práctica real:
• Existe una prohibición independiente de esterilización - El Talmud reglamenta que un Judio no puede tener a un Noájida para que castre a sus animales (del Judio). La razón, al parecer, es una imposicion contra la castración de parte de un Naojdia. El Judio, pidiéndole a un Noajida llevar a cabo tal acto, está "poniendo una piedra de tropiezo delante del ciego."
• No hay una prohibición de esterilización - La mayoría de los últimos poskim rechazan esta línea de razonamiento, señalando que un Judío también tiene prohibido pedirle a un Noájida hacer cualquier cosa, que él mismo como Judio, no puede hacer. Ya que, los Judios están bíblicamente prohibidos de hacer la esterilización, no pueden pedir a un Noajida el hacerlo. Sin embargo, no hay ninguna implicación de que a los Noajidas También se les prohíba castrar a sus animales.
Aunque la cuestión sigue siendo objeto de debate, parece como si esta discusión ha pasado en el terreno de la especulación académica. La gran mayoría de los poskim permiten la esterilización a los Noajidas y traen fuertes razones a sus decisiones. Mientras que la Halajá es que no existe una prohibición independiente de esterilización para los Noajdias, la esterilización plantea otra cuestión. Como vamos a aprender en las clases futuras, una persona tiene prohibido causar destrucción o daño permanente a su cuerpo. Esto incluye muchas cirugías no consideradas médicamente necesarias. Sin una razón médica convincente, la esterilización quirúrgica no debe utilizarse como un método anticonceptivo. La ligadura de trompas sin embargo, no parece ser un problema. Hoy en día, es un procedimiento relativamente menor, reversible sin causar daños permanentes en el cuerpo.

Anticonceptivos Farmacéuticos

Anticonceptivos farmacéuticos (tales como "la píldora"), que no dan lugar a cualquier daño físico permanente, son ciertamente permitidos. Del mismo modo, una mujer puede usar una capa o espuma anticonceptiva.